Compartir

Creándole una rutina de sueño al bebé

Creándole una rutina de sueño al bebé

A dormir también se aprende como a caminar o a comer. Y si hablamos de bebés, todo se reduce a crearles una buena rutina para que puedan descansar mejor.

En sus primeros meses de vida, y hasta que adquiera hábitos de sueño adecuados a su edad, los padres determinan la rutina de sueño del bebé. Y hacerlo es cuestión de paciencia y, sobre todo, perseverancia mes a mes.

¿CÓMO DUERME UN BEBÉ RECIÉN NACIDO?
Generalmente, suelen dormir de 15 a 17 horas al día y despertar cada 2 o 3 para comer. Poco a poco, este tiempo va aumentando: desde los dos meses de nacido, los bebés empiezan a dormir más por la noche y a los 3 o 4 meses, casi todos logran dormir 5 horas seguidas.

Es entre los 4 y los 6 meses que se recomienda empezar a introducir una rutina de sueño. Algunas cosas a tener en cuenta:

  1. Establece una hora fija para bañarlo, antes de la última toma de leche del día. El bebé necesita sentir que después del baño, le tocará a alimentarse, y luego dormir. Si se cumple con estos hábitos, el bebé responderá positivamente.
  2. Que el bebé aprenda a relacionar el día con claridad y ruido, y la noche con oscuridad y silencio.
  3. Ponle ropa adecuada para dormir, un pijama holgado en línea con la temperatura ambiente.
  4. Deja que aprenda a conciliar el sueño en su cuna y no en brazos.
  5. Dale seguridad y atiéndelo cuando llore.

¿CÓMO DUERME UN BEBÉ DE 6 A 12 MESES?
Por lo general, a partir de los 6 o 7 meses, sus ciclos de sueño se van pareciendo más a los de un adulto. Duermen de 11 a 12 horas al día, más una siesta de una o dos horas. Si el bebé aún no consigue dormirse solo, puede ser el momento ideal para poner en práctica estos consejos:

  1. Utiliza cuentos infantiles para ayudarlos a dormir en su cuna. Una historia corta –hay cuentos ideales para esta etapa- puede ser un gran aliciente para que quieran estar en su propia cuna.
  2. Las canciones infantiles también pueden ser un recurso usado. Tras cantarle algo, despídete del bebé y salde su cuarto.
  3. Un recurso positivo para evitar que el bebé llore al despertarse y encontrarse solo por la noche, es regalarle un ‘amigo’, que puede ser un muñeco o algún juguete con el que se sienta seguro y en compañía.

Esperamos haberte podido ayudar dándote buenas ideas para que tu bebé aprenda a dormir mejor. Cuéntanos, ¿qué otros consejos te ha dado tu pediatra?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *