Compartir

¿SUEÑO Y CAFÉ? CONOCE LA VERDADERA RELACIÓN

¿SUEÑO Y CAFÉ? CONOCE LA VERDADERA RELACIÓN

El consumo de alimentos y bebidas puede afectar directamente nuestra calidad de sueño, debido al efecto estimulante que podrían tener sobre el cerebro. Una de las sustancias más conocidas por este efecto es el café, debido a que contiene cafeína.

“El café genera una activación generalizada del sistema nervioso central que aumenta nuestra atención y sensación de alerta, y disminuye el cansancio y la fatiga. Al tomar una taza de café, la cafeína es absorbida en los intestinos y comienza a hacer efecto sobre el cerebro en aproximadamente 30 minutos, proporcionando una sensación de energía y atención que dura unas 4 horas”, comenta David Lira, médico neurólogo y jefe del laboratorio de sueño del Instituto Peruano de Neurociencias (IPN).

Sin embargo, el efecto de la cafeína sobre el sueño es muy variable, por lo que algunas personas pueden tomar una taza de café y dormir placenteramente mientras que otras no pueden conciliar el sueño y, si lo hacen, despiertan varias veces en la noche. Esto obedece a factores genéticos personales, por lo que no hay una norma general sobre su efecto en nuestro sueño.

Asimismo, el especialista sostiene que “el consumo excesivo de café de forma ocasional, algo muy común en temporada de exámenes o de exceso de trabajo, puede generar un insomnio agudo. Si el consumo excesivo se da por periodos prolongados, puede producir insomnio crónico, irritabilidad, cambios de carácter y nerviosismo durante el día”.

Por esto, el médico David Lira recomienda que “las personas que tienen dificultad para dormir cuando toman café, lo eviten por lo menos 5 horas antes de irse a la cama. Además, se recomienda no exceder las 3 tazas de café al día ya que su consumo excesivo puede también generar o agravar enfermedades gastrointestinales o cardiovasculares, o generar abuso”.